Meditación

Un momento para conectar con el silencio interno 

 

La meditación es pararse y darse cuenta de lo que se siente.

·   Parar

·   cerrar los ojos

·   sentir la respiración

·   con la atención plena sobre todo lo que ocurre dentro de ti

·   observar ese espacio entre pensamiento y pensamiento, en el cual encuentras la conciencia, la esencia.

 

EN CUALQUIER MOMENTO, EN CUALQUIER LUGAR podemos disponernos a la meditación. Sólo necesitamos unos minutos para conectar con el silencio interno, y sólo conectamos con la esencia desde el silencio.

Todas las prácticas del yoga tienen sentido porque son el camino a través del cual avanzamos hacia la meditación. Nos preparan para el estado meditativo en el que nuestra mente es como un cielo azul y los pensamientos, las nubes que observamos y dejamos pasar.

La meditación es un acto de VOLUNTAD: desear estar contigo mismo, a solas, en silencio; sentirte y darte cuenta de lo que hay dentro, de lo bueno y de lo menos bueno, sin expectativas, con perfecta entrega a la observación de lo que siento y de lo que pienso. Sin esfuerzo mental, sin sufrimiento de lo que está bien o está mal.

La meditación no se fuerza, no se dirige, se practica, pero llega por sí misma; como el amor y como el sueño, se encuentra. Pero todos somos capaces de amar y de dormir, igual que todos somos capaces de meditar.

¿ Qué te aporta la meditación ?

alcaraveaLa práctica de la meditación te aporta lucidez y distancia en las situaciones, confianza en las decisiones, serenidad, gozo interno, sentimiento de ” empoderamiento” de uno mismo: sé que puedo, y lo sé desde mi centro, pero sobre te aporta todo consciencia, luz, sabiduría.

En esta época se produce un des-alineamiento entre el cuerpo físico, las emociones y los pensamientos; y lo que tendría que estar alineado: Lo que pienso – lo que siento y lo que hago está en coherencia, está en completo desajuste, y surge la enfermedad, la no-coherencia.

La práctica de la meditación va produciendo, poco a poco, un re-ajuste entre lo que pienso, lo que digo y lo que hago, y el cuerpo entra en coherencia.

Para meditar, sólo necesito un instante. Cada momento me ofrece la posibilidad de cerrar los ojos, sentir el cuerpo, sentir que respiro, muy importante…..
S E N T I R   Q U E   R E S P I R O.

En ALAYA espacio Yoga te ofrecemos ese espacio tranquilo y sereno, en el que descubras la práctica de la meditación. Pero nuestro objetivo esencial, es que puedas emplearla como instrumento en tu vida cotidiana, en cualquier momento.