Yoga para Embarazadas

Qué mejor época en la vida de una mujer que el embarazo para comprometerse con una misma y con la vida que ofrece al mundo.

Todos los que rodean a una mujer embarazada entienden que tiene que cuidarse, porque cuidándose, cuida al ser que lleva dentro, así que si estás embarazada o tienes hermana, pareja, hija o amiga que lo esté y…aún no haga yoga… ¡esta es su oportunidad!

Las que hemos tenido hijos sabemos que ESTE ES EL MOMENTO, ya que más tarde que será otro muy distinto, aquel en el que la atención plena la has de tener con el bebé, y ya dispondrás de menos tiempo para dedicarte a ti misma.

En ALAYA espacio yoga sabemos de esto porque hemos tenido hijos.

El yoga en tu embarazo no solo te va a ayudar a encontrarte mejor con tu cuerpo sino que te va a cambiar la percepción del estado que estás viviendo: vas a sentir una conexión única con tu hijo que nunca hubieras imaginado.

A partir de los 3 meses, o antes incluso, si no hay ningún problema, y empleando asanas adaptadas para el cuerpo en continuo cambio, con la relajación, sobre todo, y la respiración consciente, vas a ir entrando en contacto con tu cuerpo, armonizando tus emociones, equilibrando tu mente, y, en suma, preparándote para el parto que es el punto de llegada.

Hasta el momento del parto constituye otra experiencia consciente y reveladora.

El yoga apoya esa maravillosa corriente que denominan ” maternidad consciente”, ayudándonos a las mujeres a descubrir cómo se puede vivir de otra forma la maternidad, alternativa maravillosa a la corriente del miedo a parir que tanto daño está haciendo a las mujeres, y a la propia maternidad.