Espacio


 

ALAYA Espacio Yoga nació como una idea de espacio interior, pero terminó teniendo alma y se convirtió en ALAYA, un espacio con alma -ALAYA significa alma universal en sánscrito-.

ALAYA Espacio Yoga se ha creado para ofrecer un espacio cálido, bello y silencioso que sirva de punto de encuentro de todos aquellas personas que desean encontrar en las prácticas de relajación y meditación, el equilibrio que le permita afrontar las batallas cotidianas de una forma serena, en las prácticas del Yoga, del Qi Gong y del Taichi, una forma de rejuvenecer el cuerpo y el espíritu, una forma de mantenerse en plenitud física, emocional, mental y espiritual.

ALAYA Espacio Yoga está comprometido con el disfrute como herramienta en la evolución personal, por eso queremos transmitir todo el entusiasmo que nos produce enseñar los instrumentos de que disponemos, para que cada vez que salgas de aquí, algo en tí haya cambiado, respires con más amplitud y veas la vida de otra forma.

Como símbolo inspirador, el bambú. Esta elegante planta expresa a la perfección nuestra idea de Alaya Espacio Yoga: simboliza la fuerza y el valor que nace de la tierra, no desde el enfrentamiento, sino desde la flexibilidad y la resistencia.

El bambú tiene raíces profundas y firmes, como nuestros pies en las “asanas” -posturas de yoga- que enseñamos; y el tallo erecto, como nuestra columna vertebral, creciendo hacia el cielo, elegante, ligero y flexible. En perfecta conexión cielo-tierra, como cada ser humano.

En ALAYA Espacio Yoga nos hemos comprometido con la exquisitez en toda su amplitud, desde la decoración, con el empleo de colores cálidos, elementos suaves y relajantes, la calidez y la sostenibilidad energética de la calefacción, así como en las condiciones saludables, con el empleo de limpiadores ecológicos.