Espacio


ALAYA Espacio Yoga, creado como un espacio silencioso y cálido, bello y amable, punto de encuentro de todos aquellas personas que busquen practicar YOGA, Qi GONG (Chi Kung), TAI CHI, MINDFULNESS, MEDITACIÓN, RELAJACIÓN, y, en ellas, el equilibrio que les permita afrontar las situaciones cotidianas de una forma serena y centrada. Un espacio abierto tanto para aquellos que buscan estar centrados mentalmente, para los que buscan un buena forma física, como para aquellas personas que son conscientes de que su equilibrio implica todos los aspectos: físico, emocional, mental y espiritual.

ALAYA Espacio Yoga está comprometido con el disfrute como herramienta para alejarnos del «estrés» y como factor primordial en la evolución personal; por eso una característica del equipo de ALAYA es la alegría y el entusiasmo por enseñar el movimiento consciente, sea con el YOGA, con el Qi GONG (Chi Kung), o mediante el TAI CHI.

Porque sabemos que la sonrisa va cambiando el mundo, nos hace felices que cada uno de nosotros salga mostrando una sonrisa que ilumine la vida después de cada práctica.

Vivir de otra forma es posible, abierta a las experiencias, SIN MIEDO, respirando de otra manera, abierta y plena, como queremos vivir: experimentando y abriendo nuevos horizontes. 

Disfrutando de cada momento.

Como símbolo inspirador, el bambú. Esta elegante planta expresa a la perfección nuestra idea de Alaya Espacio Yoga: simboliza la fuerza y el valor que nace de la tierra, no desde el enfrentamiento, sino desde la flexibilidad y la resistencia.

El bambú tiene raíces profundas y firmes, como nuestros pies en las «asanas» -posturas de yoga- que enseñamos; y el tallo erecto, como nuestra columna vertebral, creciendo hacia el cielo, elegante, ligero y flexible. En perfecta conexión cielo-tierra, como cada ser humano.

En ALAYA Espacio Yoga nos hemos comprometido con la responsabilidad total, de lo que pensamos, de lo que sentimos, de lo que hacemos, y en coherencia con ello, desde la decoración, con el empleo de colores cálidos, elementos suaves y relajantes, la sostenibilidad energética, con el empleo de suelo de calefacción radiante, así como en las condiciones saludables, con el empleo de limpiadores ecológicos, la promoción del empleo de filtro de agua para adaptarlo al grifo, para la progresiva eliminación del consumo de plásticos en el envasado de agua de consumo, así como la venta de cosmética fresca, sostenible y con ingredientes  100%  naturales.